Navidad para Gourmets en Alsacia.

En Colmar se puede visitar uno de los típicos Mercados Navideños de Alsacia.

En Colmar se puede visitar uno de los típicos Mercados Navideños de Alsacia. (© atout France/Lender/Photographer)

 

Alsacia, llena de tesoros, viste sus mejores galas durante la Navidad, entre aromas de vino caliente y pasteles navideños (Bredle o Bredele).

Los secretos de las recetas familiares se transmiten de generación en generación. De las panaderías y pastelerías surgen unos aromas irresistibles, expresión de la sutil alianza de la mantequilla, con las especias, los frutos secos, los cítricos…

Un viaje por los sabores de antaño que perduran. Delicias navideñas como el Christstollen, una torta tradicional de Navidad con frutas confitadas, pasas, especias, ron, pasta de almendra y cubertura de azúcar glas. La forma de esta dulce, cuyo origen se remonta a la Edad Media, representa al niño Jesús.

Son muchos los dulces y pastas tradicionales típicas de estas fechas: Lebkuchen (pan de jengibre), Zimtsterne (estrellas de canela), Vanillekiperl (lunas con sabor a vainilla) o el Marzipankartoffeln (mazapán realizado con patata)…

Las fechas navideñas son el momento álgido de las artes de la mesa, de los objetos de decoración y de producto de la artesanía tradicional alsaciana presente en todos los mercados. Ya sean tejedores, vidrieros, pintores, escultores o alfareros, los artesanos perpetúan su arte para iluminar la Navidad con sus creaciones.

Kougelhopf o Kouglof. Brioche de Alsacia

Kougelhopf o Kouglof. Brioche (© atout France/Lender/Photographer)

El Mercado de la Gastronomía en Alsacia presenta productos gastronómicos cuidadosamente seleccionados por su diversidad y complementariedad. A descubrir entre otros: productores de “foie gras”, fabricantes de “choucroute”, productores de mermeladas, chocolateros, productos elaborados a base de peces de agua dulce, caracoles, caza, queseros, pasteleros, charcuteros, panaderos, productores de vino, de aguardiente… durante el mes de diciembre la vida diaria en Obernai se vive bajo el signo de la magia.

Aquí nació la tradición del Árbol de Navidad en el siglo XII, que se extendió posteriormente por toda Europa. Desde hace más de 500 años Alsacia conserva sus ancestrales tradiciones navideñas.

Alsacia es sorprendente en Navidad, pero es en la capital donde la magia está en su punto álgido. El mes de diciembre en Estrasburgo el ambiente es único. Cuando cae la noche la ciudad comienza a brillar: los escaparates se iluminan, los adornos de los edificios, los aromas de las especias…

En Estrasburgo, en la Plaza de Austerlitz, le espera también el Mercado de Navidad Gastronómico de Estrasburgo, que invita a un paseo cargado de sabores y sorpresas. Los centenares de artistas llenos de talento invitan a realizar los descubrimientos más fascinantes a imagen del Mercado de los Bredle (pastelillos de Navidad), auténticas delicias que se preparan tradicionalmente durante el periodo de Adviento.

Bredle, pastelillos de Navidad típicos en Alsacia.

Bredle, pastelillos de Navidad. (© atout France/Lender/Photographer)

 

Y para aprender a maridar todos los sabores de esta tierra, la bodega Wolfberger ofrece una iniciación a la degustación de los caldos alsacianos en los días navideños. Todo un programa para aprender a combinar sutilmente los vinos de Alsacia con los platos preparados durante las fiestas.

En pocos lugares se vive la Navidad con tanto entusiasmo e intensidad como en Alsacia, un destino que tiene mucho que ofrecer a pesar de ser la región más pequeña de Francia.

Más información: http://noel.tourisme-alsace.com